miércoles, 6 de junio de 2007

Bicentenario en la escuela

El 25 de mayo (de 1810) es un ícono en la escuela argentina (representado por el cabildo y la gente en la plaza de Mayo), también un símbolo (la libertad), y un mito (que refiere a los orígenes de la patria y la nación) que se fueron forjando desde fines del siglo XIX a través de distintas prácticas escolares, algunas poco estudiadas aún entre nosotros.
En este sentido, después de leer la propuesta de actividades que presentaron Rubén Cucuzza y Marcelo Caruso en relación con el Bicentenario de esa fecha pienso que sería interesante incluir también un espacio de participación y debate sobre el tiempo, el lugar y los sentidos con que se incorporaron en las escuelas los acontecimientos de la independencia.
Como formas de “uso” de la historia, como parte de la construcción de relatos, como sustento de la formación cívica y control disciplinarios, entre otros, los sucesos de la independencia se incorporaron de diferentes formas a las prácticas escolares, tanto en Argentina como en otros países latinoamericanos. Su puesta en común puede abrir nuevos espacios de vinculación y trabajo entre colegas de distintos países y alentar nuevas investigaciones sobre la historia de la educación.
Enviado por Martha Amuchástegui
Ilustración: cuaderno escolar perteneciente al patrimonio del Fondo Bibliográfico Maestro Luis Iglesias de la Universidad Nacional de Luján

Archivo del blog