miércoles, 10 de octubre de 2007

La máquina del bicentenario

Instalan una expendedora de minilibros a un peso
Tienen el tamaño de un atado de cigarrillos. Son fragmentos de textos fundacionales.
Por: Juan Manuel Bordón


A TODO COLOR. ES UNA INICIATIVA PARA PROMOVER LA LECTURA.

LA MAQUINA. UNA CIGARRERA

No se trata de una confusión o de otro intento para que algún despistado le afloje al vicio. La máquina expendedora de cigarrillos que se inaugura el jueves a las 12 en el viejo cajero automático del Apeadero Witold Gombrowicz (Las Heras y Agüero) está pensada para que entregue libros de José Martí, Paul Groussac o Lucio V. Mansilla.
La bautizaron como La máquina del Bicentenario y es una iniciativa de la Biblioteca Nacional y Editorial del Zorzal con la idea de promover la lectura de textos fundacionales de la literatura hispanoamericana ofreciendo libros al paso y a un peso.
Ezequiel Grimson, responsable del proyecto, recuerda que la idea de una máquina expendedora de libros le surgió a Horacio González, director de la Biblioteca Nacional, a partir de un verso del poeta Raúl González Tuñón. "Si quiere ver la vida color de rosa / eche veinte centavos en la ranura", escribió González Tuñón en El violín del diablo.
Aunque Grimson aclara que el poeta no hablaba precisamente de libros, el color del lanzamiento lo pondrán títulos como El grito sagrado de Mariano Moreno, Juan José Castelli y Bernardo de Monteagudo, los Diarios bolivarianos de Luis Perú de Lacroix y Manuela Sáenz, Entre la confidencia y la historia de Lucio V. Mansilla, Ejercicios populares de la lengua castellana de Sarmiento y los ensayos sobre Emerson y Whitman del escritor y revolucionario cubano José Martí.
Cada libro viene en una cajita de color y trae una tipografía legible pese al diminuto formato. "Son fragmentos, capítulos, lo bueno sería que lleve a la gente a estos libros", explica Grimson, que recuerda que uno de los principales desafíos fue hacer que el costo de cada libro no superara el precio (un peso).
Ahí entró Leopoldo Kulesz, que además de editor de El Zorzal es matemático. "El busco el tamaño preciso de los cortes y también se le ocurrió que los libros se encuadernen de a dos y recién ahí se cortaran para que el costo se reintegrara con la venta".
A partir del jueves, la primera tirada de 20 mil ejemplares (dos mil de cada título) estará disponible en La máquina del Bicentenario.
Antes de fin de año saldrán otros diez títulos y no descartan agregar otras expendedoras.
Tomado de Clarín

Archivo del blog